Fines originales de la Fundación Gómez Pardo

  • Establecer laboratorios en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Minas y Energía de Madrid, o en colaboración con ella, en los que se realicen investigaciones, estudios y ensayos para los sectores de actividad en que desarrolle sus tareas el ingeniero de minas y se promueva el desarrollo y la enseñanza de las tecnologías utilizadas.
  • Instituir y otorgar premios para galardonar trabajos en beneficio de los sectores en que desarrollan su actividad los ingenieros de minas y sufragar la publicación de los trabajos, memorias, tesis o estudios que merezcan ser divulgados.
  • Fomentar el progreso técnico, promover la investigación, capacitación y desarrollo profesional de los ingenieros, alumnos y graduados superiores de ingeniería de minas en España fundamentalmente y, en general, de los técnicos y profesionales dedicados a este sector.
  • Otorgar becas a postgraduados y estudiantes para ampliación de estudios en los ámbitos ya citados.
  • Prestar servicios de asistencia social y cultural a los estudiantes universitarios, especialmente a los alumnos de la E.T.S. de Ingenieros de Minas y Energía de Madrid.

La Fundación Gómez Pardo en la actualidad

Sin renunciar en absoluto a los objetivos fundacionales, el Patronato actual los enuncia adaptándolos al lenguaje de nuestro tiempo y extendiendo su aplicación a todos los campos en los que hoy desarrollan su actividad los ingenieros de la Escuela de Minas y Energía de Madrid.

  • Formar técnicos para la sociedad de la información. Lo que supone contribuir a la formación integral de los ingenieros, enriquecerlos en aptitudes y actitudes que les faciliten el desarrollo profesional, complementar la formación académica de la Escuela, auxiliarlos en su carrera profesional, favorecer el emprendimiento empresarial y social, promover la internacionalización y la globalización de actividades.
  • Impulsar la investigación, el desarrollo y la innovación en los sectores productivos afines a la ingeniería de minas. Este mensaje antiguo, adaptado a nuestro siglo, significa apostar por la creatividad, integrarse en la política de I+D+i de la Universidad Politécnica de Madrid y cooperar con otras universidades y centros de investigación de todo el mundo, desarrollar proyectos de explotación de recursos naturales, energía, geología, materiales y medio ambiente, utilizar y renovar las herramientas globales de información y comunicación...Contribuir, en suma, al avance de la ciencia y de la técnica en los campos afines a la ingeniería de la prospección y explotación de recursos geológicos.
  • Favorecer la cultura. Se engloban en este amplio objetivo todas las acciones que tiendan a dar mayor cultura y conocimiento a los ingenieros: formación transversal, manifestaciones artísticas, culturales, deportivas, de solidaridad social, de ayuda al desarrollo...Edición y publicación de libros y revistas, organización de eventos, y dotación de becas y premios.
  • Ayudar a los ingenieros y a los estudiantes de ingeniería. En las difíciles circunstancias sociales y económicas actuales este mandato cobra singular relevancia. Se trata de dar formación, de apoyar en la consecución del primer empleo, de establecer, junto con la Escuela y las Asociaciones profesionales, redes de auxilio para profesionales en apuros, de favorecer la movilidad a países con más posibilidades, de ayudar, en fin, a nuestros compañeros.